NOROBirds® 
Carpodacus Mexicanus
Carpodacus Mexicanus

 

 

 

 

EL CAMACHUELO DE MÉJICO (Carpodacus mexicanus) Es un fringílido cuya localización en estado silvestre radica principalmente en Méjico, Estados Unidos, Canadá y países limítrofes. Es frecuente verlos por zonas distintas, desde jardines, parques y campos de cultivo a zonas casi desérticas y áridas. Dada su adaptación y reproducción, se encuentra muy extendido por toda Europa. Su aspecto es rústico y no demasiado vistoso, de talla muy parecida a la del verderón o gorrión común, de unos 14 o 15 centímetros. Tiene el pico corto, grueso fuerte y algo curvo, de color negro, al igual que las patas, dedos y uñas. Existe un dimorfismo sexual patente: Macho, con melaninas de color pardas-oscuras y lipocromo de fondo de color rojizo, localizado en cabeza, pecho y obispillo (su parecido es a un bronce mosaico-nevado). Hembra, con un diseño mas acentuado que el macho, de grandes melaninas sobre flancos y pecho, lipocromo de color rojo localizado débilmente en espalda y algo en el pecho. Su reproducción en cautividad es bastante fácil, disponiendo de un sitio tranquilo y de jaulones de cría espaciosos. Se puede emplear un nido normal de canarios, suministrándole como material para construcción del mismo hierbas secas, fibras de coco, pelos, etcétera. Suele hacer varias puestas de 4 a 5 huevos, de color blanco-celeste, con forma alargada, siendo el polo más grande de color abrunado. El macho de Camachuelo suele tomar una conducta agresiva durante la época de celo y emparejamiento, siendo conveniente su separación de la hembra mientras esta incuba. La incubación es realizada exclusivamente por la hembra. Transcurridos 12 ó 13 días desde la puesta, nacen los polluelos, que permanecen en el nido durante 20 o 25 días aproximadamente, siendo alimentados por ambos progenitores. Estos son fenotipicamente parecidos a la hembra adulta, aunque el dibujo es más difuso. El régimen alimenticio del Camachuelo mejicano suele ser muy variado: brotes tiernos de arboles, frutas, gusanos, insectos y granos de varias clases. Su canto es melodioso y poco variado. Los jóvenes son bastantes nerviosos y sobre todo a la presencia humana. Conviene alojarlos en jaulas individuales, donde se vayan acostumbrando para las exposiciones. Durante este periodo se les administra proteínas y colorantes artificiales al objeto de pigmentar su lipocromo. Existen mutaciones en el Camachuelo mejicano, en Ino y Agata-Topacio. Hibrida fácilmente con otros fringílidos y con el canario, resultando cruces interesantes y de extraordinaria belleza. Camachuelo x Jilguero. Camachuelo x Pardillo. Camachuelo x Pinzón. Camachuelo x Camachuelo común. Camachuelo x Canario factor rojo. Camachuelo Ino x Canario Ino. Y una lista interminable con los mismos resultados espectaculares.